miércoles, 27 de abril de 2011

El motivo de la resistencia es la indignación

Se atreven a decirnos que el Estado ya no puede garantizar los costes de estas medidas ciudadanas (las conquistas sociales). Pero ¿cómo puede ser que actualmente no haya suficiente dinero para mantener y prolongar estas conquistas cuando la producción de riqueza ha aumentado considerablemente desde la Liberalización, un periodo en el que Europa estaba en la ruina? Pues porque el poder del dinero, tan combatido por la Resistencia, nunca había sido tan grande, insolente, egoísta con todos, desde sus propios siervos hasta las más altas esferas del Estado. Los bancos, privatizados, se preocupan en primer lugar de sus dividendos y de los altísimos sueldos de sus dirigentes, pero no del interés general. Nunca había sido tan importante la distancia entre los más pobres y los más ricos, ni tan alentada la competitividad y la carrera por el dinero.

¡Indignaos! de Stéphane Hessel.

1 comentario:

  1. https://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=dkyjY-zdi1E

    ResponderEliminar